Revista Sierra y Hombre nº 4

Parece que fue ayer y ya han pasado dos años desde el III FSH. Y es que cuando uno tiene cierta edad, los años pasan casi en un suspiro. Sin embargo, si miramos para atrás de forma sosegada, comprobamos que sí pasaron cosas en Vadillo y su entorno, dignas de mencionar en estos dos años. En este periodo las familias ya han disfrutado la propiedad de sus viviendas, con lo que la incertidumbre al respecto ya es historia. Era una vieja reivindicación de estas familias que vieron así satisfechas sus pretensiones, más en los aspectos moral y afectivo, que en el pragmático. Porque esto se podía haber hecho mucho antes, cuando pasaron a sus moradores las viviendas de Coto Ríos y aún había jóvenes en el Vadillo, que si sus casas hubiesen sido propiedad entonces, se habrían animado en invertir para adaptarlas al turismo y generar así algunos puestos de trabajo por autoempleo. Lamentablemente cuando se ha materializado la propiedad de las viviendas ya no 6 | Sierra y Hombre nº 4 quedaban jóvenes en el Vadillo y, casi, ni viejos.